Campos de Cultivo

1972248_1459015524356170_346560870912527998_nLa Patata

Perteneciente a la familia Solanaceae, cuyo nombre científico es Solanum tuberosum.

“Es una planta herbácea, vivaz, dicotiledónea, provista de un sistema aéreo y otro subterráneo de naturaleza rizomatosa del cual se originan los tubérculos.”

Raíces:

Son fibrosas, muy ramificadas, finas y largas. Las raíces tienen un débil poder de penetración y sólo adquieren un buen desarrollo en un suelo mullido.

Tallos:

Son aéreos, gruesos, fuertes y angulosos, siendo al principio erguido y con el tiempo se van extendiendo hacia el suelo. Los tallos se originan en la yerma del tubérculo, siendo su altura variable entre 0.5 y 1 metro. Son de color verde pardo debido a los pigmentos antociámicos asocia- dos a la clorofila, estando presentes en todo el tallo.

Tubérculos:

Son los órganos comestibles de la patata. Suelen producir- se de 5 a 10 tubérculos por planta. Nuestra variedad agria se caracteriza por el alto contenido de materia seca, su color amarillo y exquisito sabor. Hoy en ída es una de las variedades que mejor reúnen las condiciones para freír las famosas patatas chips.

Hojas:

Son compuestas, imparpinnadas y con foliolos primarios, secundarios e intercalares. La nerviación de las hojas es reticulada, con una densidad mayor en los nervios y en los bordes del limbo.


Del Campo a las Sacas


  • 997016_1459015291022860_6557415419237390055_nLa preparación del suelo tiene como objetivo principal mejorar su estructura para facilitar la emergencia rápida de los brotes o tallos, favorecer el desarrollo radicular y el desarrollo posterior de los tubérculos. Con las labores preparatorias se aprovecha para eliminar malas hierbas o incorporar abonos de fondo o determinados fitosanitarios (insecticidas). Aunque varía en función del tipo de suelo y el estado en que se encuentra, comprende, de forma general, la siguiente secuencia de labores:

    Labor de alzar. Es una labor, de unos 20- 30 cm de profundidad, que se realiza con el objetivo de levantar los restos del cultivo precedente, de ahí su nombre. Su finalidad es, además de enterrar los rastrojos citados, mejorar la estructura del suelo deteriorara por el cultivo anterior, facilitar la penetración de agua en el suelo, e incorporar los abonos o enmiendas si fuera necesario.

    Es una labor que admite muchas variantes en función del tipo de suelo, época de realización, etc. para la que se suelen emplear los siguientes aperos:

    Arado de vertedera. Deja el terreno alomado, lo que facilita la aireación y circulación de agua, y es la más indicada para suelos duros, pesados o con exceso de humedad, o cuando se prevé que pase un periodo largo de tiempo hasta la siguiente labor. Entre sus inconvenientes cabe citar un volteo excesivo de la tierra o la formación de una suela de labor.

    Desterronado. Es una labor superficial, de unos 15 cm, que se realiza de una a cuatro semanas antes de la plantación, con el objetivo de desmenuzar los terrones y acondicionar el suelo para su ejecución. Lo más aconsejable es realizar un primer pase con suficiente antelación, y un segundo pase posterior unos días antes de plantar.


  • Necesidades nutritivas
    El nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio y calcio, son los elementos que intervienen mayoritariamente en la nutrición de la patata. Otros elementos importantes, aunque necesarios en menor cantidad, son el azufre, el cinc y, en menor medida, el boro.

    Nitrógeno. Es el factor determinante en el rendimiento del cultivo, ya que favorece el desarrollo foliar y la formación y engrosamiento de los tubérculos, pero si se aplica en exceso o durante la tuberización, la retrasa provocando una disminución de la cosecha.

    Fósforo. Actúa a favor del desarrollo de las raíces, adelanta la tuberización e induce la formación de un mayor número de tubérculo mejorando su calidad.

    Potasio. Es un factor de calidad. Favorece la formación de almidón y proporciona a las plantas una mayor resistencia a las heladas, a la sequía y a enfermedades criptogámicas (especialmente al mildiu). También favorece el engrosamiento de los tubérculos (incrementa el porcentaje de calibres grandes) y mejora su conservación.Las extracciones de potasio se estiman en unos 9 kg de K2O por tonelada de tubérculos.

    Magnesio y calcio. La patata no tolera la deficiencia en estos elementos. Debe prestarse particular atención al magnesio en suelos ligeros o muy ricos en potasio, y al calcio en el caso de terrenos con pH demasiado ácido.Las necesidades de extracción estarán en torno a 1kg de MgO y 4kg de CaO por tonelada de cosecha.

    NECESIDADES FERTILIZANTES

    Es arriesgado formular recomendaciones de abonado de carácter general las diferentes variedades o el manejo del cultivo** Para una producción media de unas 40 toneladas por hectárea, las aportaciones globales de nutrientes podrían ser de:

    N       175 -200 kg
    P205  70 – 100 kg
    K20   300 -350 kg
    MgO  140 – 160 kg
    CaO   35 – 40 kg

    Abonado orgánico. La patata es un cultivo que mejora las condiciones físicas del suelo y el desarrollo de los tubérculos.


  • 10556258_1459015341022855_7929387906622964310_nMaterial de siembra.
    La patata se multiplica clonalmente, mediante tubérculos enteros.

    La cantidad de tubérculos de cosecha (y en consecuencia los kilos) no sólo depende del número de plantas que hay en el campo, sino también del número de tallos que tiene cada una.

    “El promedio de patatas de calibre comercial por cada tallo oscila, según variedades, entre dos y cuatro.”

    Preparación de la semilla para la plantación.
    Es aconsejable desinfectar la simiente, mediante la aplicación de algún producto fungicida (como Flutalonil 50%, Mancozeb 43% o Metiltiofanato 45%) para prevenir fallos de nascencia por podredumbres asociadas a hongos del suelo.

    Época de plantación.
    En función del ciclo de las variedades, y, sobre todo, la zona de producción, la época de plantación en Andalucía puede ir desde mediados de Diciembre hasta finales de Enero, para cosechas de mediados de Mayo a finales de Junio.

    Marco de plantación.
    El marco de plantación se define por la separación entre los surcos de plantación y la distancia entre tubérculos dentro de cada surco (45.000 plantas por hectárea).


  • 10563060_1459015551022834_5959134042055953663_n

    El desarrollo normal del cultivo de patata requiere que exista agua disponible en el suelo de manera constante. Los métodos más utilizados son el riego por aspersión o goteo.


  • Recolección: La recolección es una de las operaciones más delicadas en el cultivo de la patata. Se efectúa cuando los tubérculos están suficientemente maduros y la piel completamente hecha. Concretamente, nuestra variedad denominada “agria” tiene que obtener niveles superiores al 18% de materia seca para que sea óptima para el frito.

    Calibrado: El calibre mínimo de las patatas que fijamos es de 45mm y un máximo de 90-100mm. Todo ello para obtener en su fabricación rodajas grandes de patatas fritas.

    Almacenamiento y conservación: Una vez calibrado, se almacena en cajones de madera para su mejor conservación, ya que facilita su ventilación, y así, poder tener el producto almacenado durante un largo periodo de tiempo, con su ventilación adecuada y una humedad de 80-85 %.